INICIO
MACHOS
HEMBRAS
CAMADAS
LOGROS MONTE PODRIDO
ESTANDAR DEL GALGO
ARTICULO
GERMAN
ENGLISH
ITALIAN
FRENCH
SPANISH
HISTORIA DEL GALGO
CONTACTO

 

 

 

 

El galgo español, un atleta sin medalla. 

 

No creo conocer a ningún corredor de fondo al que tanto debemos agradecer, acompañante de reyes y plebeyos durante siglos. 

El galgo español es una de las denominadas “ Razas Puras ” ya que no se a forjado mediante el cruce de otras razas si no que a sido seleccionado durante cientos de años en base a su habilidad para atrapar a la liebre. 

A mí me gusta definirlo como “ El perro del pueblo ” y no es tan solo por conseguir la rabona que dio consistencia a el puchero de nuestros antepasados en tiempos de hambre, también porque este perro huesudo y de mirada triste está representado en la historia de nuestra país en numerosas pinturas, obras literarias como “ El quijote ” o incluso en refranes comunes. 

Es difícil encontrar una sola persona que no haya escuchado en alguna ocasión de su vida, “ al galgo viejo échale liebre y no conejo ”, “ De casta le viene al galgo, tener el rabo largo ”. 

Se estima que actualmente en España puede haber aproximadamente quinientos mil galgos de los cuales me atrevería a afirmar que tan solo el 2% son galgos españoles puros, esto es debido a la introducción del galgo ingles o greyhound que a su vez se dice que es un descendiente de nuestro galgo español, pero que más adelante fue seleccionado de manera distinta con la intención de conseguir otras características entre ellas, una gran velocidad explosiva para deleitar a los amantes de los canódromos. 

Con este cruce se intentó mejorar ese punto de velocidad que le “ faltaba ” a nuestro lebrel autóctono y así poder hacer frente a la durísima competencia que hay en los campeonatos de caza de liebre en campo abierto. 

Muchos opinan que todo aquello fué un fracaso, yo personalmente digo que depende para quién, se produjeron galgos más rápidos aúnque con una notable perdida de fondo, observando la falta de liebres de calidad que lleva padeciendo casi toda la península Ibérica en los últimos años y la orografía cambiante del terreno que se a destinado a otros usos, es probable que este tipo de galgo se adapte mejor a estas circunstancias. 

Para los amantes de la belleza de un galgo español y las carreras infinitas, si fue un gran fracaso, ya que estos cruces diezmaron considerablemente nuestra raza. 

Gracias a la intervención de la Real Sociedad Canina de España y el Club nacional del galgo español que en el año 1982 redactaron el estándar válido sobre el que los criadores deberían guiarse a la hora de seleccionar sus ejemplares, cada año han ido incrementadose notablemente las inscripciones de estos en los libros genealógicos. 

En esta última década hemos podido ver en numerosas exposiciones caninas tanto nacionales como Internacionales como el galgo español se hace un hueco entre los 3 peldaños del cajón, compartiendo triunfo con los mejores canes del panorama nacional. 

Por su parte, el club nacional del galgo español en su afán por recuperar la “ Esencia ” lleva varios años logrando una encomiable tarea, realizando por toda la geografía Española numerosos concursos monográficos en los que únicamente se valora su morfología, los ganadores de estos certámenes obtienen de este modo una plaza directa para poder correr en el campeonato de caza de liebre en campo abierto organizado por este. 

De los ejemplares punteros en esta competición se podría decir que son lo más cercano al perfecto galgo español, aunando belleza y funcionalidad. 

Lo podemos encontrar en dos variedades de pelo, pelo liso o corto y pelo duro o Peluzón, esta última más valorada entre algunos expertos de la raza.  

Quizá la característica mas representativa de esta raza es un largo rabo que en ocasiones llega a rozar el suelo, este “ Látigo “ le ayuda a realizar recortes o cambios de dirección durante la persecución de la liebre. 

Aunque el galgo español es un perro de campo, se adapta perfectamente a la vida urbana, es fácil verlos con asiduidad por las calles de nuestras ciudades. 

La grán mayoría de estos, son galgos anglo-hispanos y provienen de protectoras que se hacen cargo de ellos cuando son abandonados por sus irresponsables propietarios o que en algún momento fueron sustraídos y una vez probados para la caza decidieron que no “ valían “ deshaciéndose de ellos de las maneras mas grotescas. 

Este precioso animal puede ser un magnífico compañero, cariñoso, familiar y tranquilo pese a su alta predisposición a la carrera. Tímido con la gente extraña pero muy fiel a su amo. 

Su cuerpo atlético junto con su gran capacidad pulmonar y cardíaca le permiten alcanzar velocidades superiores a 60 Km/h durante varios minutos cubriendo así largas distancias por lo que se le debe llevar con un collar ancho a poder ser tipo “ Martingale “ para evitar fugas inesperadas, ya que su cabeza es casi tan estrecha como el cuello. 

Espero que con el tiempo el galgo español vuelva a ser valorado como lo hicieron nuestros antepasados, devolviéndolo a el lugar de donde nunca debió bajar, su trono. Demostrándole así que con medalla o sin medalla sigue siendoel perro del pueblo ” .

 

Ivan Bernal Granados

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo escrito por mí para la revista "El mundo del perro"

Marzo de 2017

Enlace para ver la revista completa: 
http://www.doopaper.com/pubs/elmundodelperro/marzoabril17/
http://www.elmundodelperro.net/

 

 

Ivan Berna l --- Telfn-615-74-55-05  | cuadrabernal@hotmail.es